Comparte

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader protagonizó hoy un cara a cara con un grupo de contratistas del Ministerio de Educación (Minerd), quienes le reclamaron pacíficamente el pago de sus labores, después de terminar las obras que tenían a su cargo.

El episodio ocurrió en Las Atarazanas. El grupo de contratistas, encabezado por el ingeniero Pedro Troncoso, esperó que Abinader saliera del lugar -una de las cuatro paradas que hizo en un amplio recorrido por la Ciudad Colonial-, y le llamaron la atención con un fuerte “Presidente, presidente, un minuto queremos”, a lo que él respondió deteniéndose y dialogando con ellos.

-Nuestro presidente -exclamaron con entusiasmo, cuando él se les acercó y les saludó chocando el puño.

Lo que siguió fue un careo captado en cámara. En efecto, Sánchez hizo de vocero, se presentó y el presidente lo reconoció. De inmediato, le dijo que están abrumados por las deudas que tienen, y le entregó un documento a nombre del grupo.

Además, los reclamantes le confirmaron que sus contratos excedieron el 25 % de presupuesto adicional establecido por ley, alegando que si no lo hacían, entonces les quitaban las obras y ponían a otros contratistas.

El reclamo tuvo buena acogida y generó una respuesta favorable por parte del mandatario:

“Yo estoy todos los días hablando sobre eso, para nosotros continuar las escuelas. Lo que me han dicho es que hay un problema con los contratos, porque se pasaron del 25 % establecido por ley. Yo estoy en eso, porque el interés de nosotros al reactivar las clases presenciales, es tener buenas estructuras”.

“Déjenme eso y yo le doy seguimiento y les respondo. Denme unos días, posiblemente la semana que viene”, añadió.

Abinader reconoció que el escollo “no es un tema de corrupción, sino de mala planificación”.

Detalles del problema

Se trata de unos 926 contratistas en total, a los que se les adeuda más de 2 mil 100 millones de pesos. Fueron contratados en el pasado Gobierno, y las escuelas que construyeron fueron recibidas e inauguradas hace años, algunas en 2014 y 2015.

Uno de los afectados es el ingeniero Pedro Reynoso, quien explica que desde hace seis años le deben 28 millones de pesos, por la edificación de planteles escolares en la provincia Sánchez Ramírez.

Reynoso expresa que está muy endeudado y que uno de sus suplidores lo sometió a la justicia por impago. Manifiesta que lo ha perdido prácticamente todo, y dijo confiar en que el Gobierno resolverá la situación.

Otro afectado es el ingeniero Cecilio Comprés, a quien se le deben 26 millones de pesos por la construcción de obras en el sector El Bonito de Santo Domingo Este.-

Detalles del problema

Se trata de unos 926 contratistas en total, a los que se les adeuda más de 2 mil 100 millones de pesos. Fueron contratados en el pasado Gobierno, y las escuelas que construyeron fueron recibidas e inauguradas hace años, algunas en 2014 y 2015.

Uno de los afectados es el ingeniero Pedro Reynoso, quien explica que desde hace seis años le deben 28 millones de pesos, por la edificación de planteles escolares en la provincia Sánchez Ramírez.

Reynoso expresa que está muy endeudado y que uno de sus suplidores lo sometió a la justicia por impago. Manifiesta que lo ha perdido prácticamente todo, y dijo confiar en que el Gobierno resolverá la situación.

Otro afectado es el ingeniero Cecilio Comprés, a quien se le deben 26 millones de pesos por la construcción de obras en el sector El Bonito de Santo Domingo Este.-

Vía El Nuevo Diario


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *