Refuerzan seguridad en los alrededores de la residencia del presidente Luis Abinader, tras el asesinato de su homólogo haitiano Jovenel Moise.

Un amplio despliegue de militares y policías acordonan el perímetro de la mansión presidencial, ubicada en el sector La Julia.

La calle frontal fue cerrada y se clocaron conos y retenes plásticos.

El acceso de circulación de vehículos y peatones es limitado en los alrededores.


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *