INTERNACIONALES

La historia no tan feliz de la carita feliz 🙂

Su creador, el estadounidense Harvey Ball, cobró USD 45 por realizarla para una compañía de seguros. Ni él ni la firma la registraron. Otros se