Comparte

Solo en este fin de semana de asueto por la Semana Santa, unas once personas murieron en la República Dominicana por intoxicación por metanol, vinculados al consumo de bebidas adulteradas, mejor conocidas en el país como Clerén.

De acuerdo a un comunicado de Salud Pública, durante los días feriados las personas tienden a aumentar el consumo de bebidas alcohólicas, incrementando el riesgo de intoxicaciones. Para abril de 2020, equipos de respuesta rápida local del Ministerio identificaron un brote de intoxicación por metanol que involucró casi el 50% de las provincias.

El alcohol adulterado es distribuido en galones a personas o establecimientos que lo comercializan a granel en botellas de vidrio y plásticas, sin rotulaciones, dificultando el rastreo para las autoridades.

Debido a las consecuencias y mortalidad de estas intoxicaciones, Salud Pública recomienda no ingerir esta clase de bebidas.

Asimismo, instan a quienes hayan tomado alcohol adulterado a visitar el centro de salud más cercano si presentan síntomas como dolor abdominal, somnolencia, mareos, molestias ante la luz, vértigo, vista borrosa, vómitos, incoordinación de movimientos, dificultad leve o severa para respirar y convulsiones, entre otros.

Se recuerda que en abril del 2020, cuando el país vivía una cuarentena casi total por la propagación del coronavirus, se identificaron 369 casos de intoxicación por metalol, de los cuales murieron 227 personas, siendo el 88 por ciento de estos del rango masculino.

 


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *