Comparte

Este jueves, Raúl Alejandro Girón Jiménez, reveló el entramado que existía tanto en Cuerpo Especializado de Seguridad Turísticas (Cestur), donde fue director financiero, como en el Cuerpo de Seguridad Presidencial.

Dijo que dichas entidades manejaban millones de pesos fuera de nómina.

Señaló explícitamente al coronel Rafael Núñez de Aza, a quien él personalmente le entregaba dinero en su residencia, principalmente en horas de la noche, “porque era más seguro”.

Puntualizó que el coronel Núñez de Aza lo mandó a borrar de su celular las conversaciones de los últimos años que ellos habían sostenido, lo que dijo no hizo, y que en cambio fue incautada en los allanamientos que le realizara el ministerio público, que ya tiene en su poder las pruebas de todo lo que ocurría.

“En los allanamientos que el Ministerio Público ha realizado en mi casa ya tiene las evidencias, afortunadamente ya el Ministerio Público las tiene”.

“El hecho de que yo esté aquí hoy no significa que esta red haya acabado”, agregó.