SANTO DOMINGO.- La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), reconstruye con registros bancarios las nóminas de las instituciones militares que habría usado la supuesta red de Adán Cáceres para desviar más de 3,000 millones de pesos del Estado.

Así lo dio a conocer la fiscal Mirna Ortiz al confirmar que las nóminas del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep) fueron eliminadas, como durante la audiencia de coerción confesó Raúl Alejandro Girón Jiménez.

“Ahora mismo tenemos en el Caso Coral que las nóminas se destruyeron, no están las nóminas en una de estas instituciones militares y ¿qué estamos haciendo nosotros?, reconstruir las nóminas a partir de los registros del Banco de Reservas? Siempre hay una línea por donde se pueden ubicar estas experiencias”, dijo Ortiz en la entrevista central de El Despertador.

Girón Jiménez dijo ante la jueza que conocía la solicitud de medida de coerción que el mayor Rafael Núñez de Aza le ordenó destruir todas las nóminas, pero que él decidió guardarlas en un servidor en su casa, mismo que posteriormente puso a disposición de las autoridades.


administrator