Miguel José Moya, el asesor de comunicaciones imputado en la Operación Medusa, rechazó ser parte de una red mafiosa y criminal como se le imputa y explicó las implicaciones que tendría el contrato por 19 millones de pesos que firmó con la Procuraduría General de la República.

Miguel José Moya, el asesor de comunicaciones imputado en la Operación Medusa, rechazó ser parte de una red mafiosa y criminal como se le imputa y explicó las implicaciones que tendría el contrato por 19 millones de pesos que firmó con la Procuraduría General de la República.

Moya, quien fue detenido la noche del domingo 17 de junio, grabó el video horas antes del allanamiento en su casa de Jarabacoa en el que resultó apresado, luego de siete interrogatorios con la Procuraduría.


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *