Comparte

El Ministerio Público pidió esta noche 18 meses de prisión preventiva y que el caso sea declarado complejo, contra los seis acusados en la Operación Coral.

Al debatir sus argumentos, la directora general de Persecución del Ministerio Público, Yeni Berenice Reynoso, dijo que el caso que involucra a el mayor general Adan Cáceres Silvestre, la pastora Rossy Guzmán Sánchez y otros cuatro involucrados en la Operación Coral amerita que sea declarado de complejidad.

Además del mayor general Cáceres Silvestre y Guzmán Sánchez, en el expediente de la Operación Coral figura el cabo policial Tanner Antonio Flete Guzmán, hijo de la citada imputada. También el coronel policial Rafael Núñez de Aza, Raúl Alejandro Girón Jiménez y el sargento de la Armada Alejandro José Montero Cruz.

Más temprano, el magistrado Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), había dijo que el caso de corrupción fue gestado desde “las entrañas del poder”.

En su solicitud de medida de coerción, el ministerio público pidió que de dictarse la medida solicitada esta sea cumplida en el caso de los hombres, en el Centro de Corrección y Rehabilitación Nayajo, y en el caso de la pastora Rosy Guzmán, en Najayo Mujeres.