Comparte

En una misma semana, Mike Trout consiguió un importante logro personal y otro muy signifcativo para el deporte, agrandando la leyenda del mejor jugador que tiene el béisbol de Grandes Ligas (MLB) actualmente.

Trout, un siete veces Todos Estrellas que ha ganado tres premios de Jugador Más Valioso (MVP) y en cuatro otras ocasiones llegó segundo en su primera década en las ligas mayores, nuevamente está en el grupo de los peloteros de mayor rendimiento en el campo.

Entrando a la jornada del Labor Day, Trout batea .295 y encabeza la Liga Americana en jonrones (15), carreras anotadas (35), Slugging (.676) y OPS (1,071) y es segundo en vueltas impulsadas (38), a dos del líder José Abreu (40), de los Chicago White Sox.

Desde que jugó su primera temporada completa con los Los Angeles Angels en el 2012, Trout ha quedado primero o segundo en la votación del MVP, excepto en el 2017, cuando terminó en el cuarto lugar.

Cada año ha bateado al menos 27 jonrones, seis veces conectó 30 o más y en dos ocasiones superó los 40, pero nunca ha terminado primero. El año pasado fue segundo con 45, detrás del cubano Jorge Soler (48), de los Kansas City Royals. En el 2015 terminó tercero, con 41.

La epopeya de Trout, quien apenas cumplió 29 años en agosto, crece como la espuma, aunque no se limita a estadísticas en el campo de juego.