La primera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional decidió mantener la medida de coerción contra la pastora Rossy Guzmán, por pertenecer a un entramado militar y civil que realizó actos de corrupción en el Cuerpo Especializado en Seguridad Presidencial (Cusep) y el Cuerpo Especializado en Seguridad Turística (Cestur).

Rossy Guzmán se encuentra recluida en el Centro Correccional Najayo-Mujeres.

En mayo pasado le fue dictado 18 meses de prisión preventiva en el referido penal por su vinculación con el mayor general Adán Cáceres Silvestre en la operación Coral.

La pasada semana, los jueces de la Corte de Apelación del Distrito Nacional ratificaron la prisión impuesta a Tanner Flete Guzmán, hijo de la pastora Guzmán, quien también está implicado en el caso Coral.


administrator