Comparte

El incendio ocurrido la tarde del sábado en el sector San Carlos del Distrito Nacional, fue ocasionado por un cortocircuito, según informó el Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional a los residentes de la zona.

Cuatro de las viviendas, ubicadas en una cuartería de la calle Abreu, casi esquina Barahona, quedaron reducidas a escombros, dejando a unas 10 familias sin hogar, mientras que otras nueve casas registran fuertes daños en su estructura.

Los afectados trabajan arduamente para remover los escombros del lugar, a la espera de que las autoridades puedan ayudarles a reconstruir sus casas, debido a que muchos no cuentan con los recursos económicos necesarios para hacerlo.

“Si está dispuesto a cooperar se le agradecería mucho, somos todos pobres aquí y hay muchos que solamente se quedaron con la ropa que tienen puesta”, pidió Ricardo Jiménez García, propietario de una de las viviendas destruidas en el incendio, al presidente de la república, Luis Abinader.

Erick Manuel Polio Cepeda, quien vivía en la cuartería, dijo que actualmente él y su familia se están quedando en casa de su cuñada, sin embargo, debido a la falta de espacio, está trabajando para restaurar su vivienda y poder regresar a su hogar.

En el incendio no se registraron pérdidas humanas, pues al darse cuenta de la situación, los residentes lograron salir a tiempo de las casas, declaró Marisol Matías, quien también residía en el lugar.

A la cuartería acudieron 11 unidades del Cuerpo de Bomberos, bajo el mando de José Luis Frómeta Herasme, jefe de la institución, quienes lograron apagar las llamas y evitar que el fuego continuara expandiéndose.

En un video que se ha hecho viral en las redes sociales, se observa como uno de estos bomberos logró rescatar una página de una biblia que habría sobrevivido al incendio, que reza una cita del libro de Jeremías, capítulo 36, versículos 27 y 28.

“Después de que el rey quemó el rollo de las palabras de Jeremías, el señor le dijo a Jeremías tome otro rollo y escribe en él el mismo mensaje que escribiste en el rollo que se quemó”.

Este mensaje ha brindado esperanza a los afectados, quienes se aferran a su fe para lidiar con este acontecimiento.

“Dios es el que sabe, uno no puede dejar de alabarlo, aunque haya pasado esto”, declaró Matías con la voz entrecortada.

Fuente Diario Libre


administrator