Comparte

El avión de Kamala Harris tuvo que devolverse el domingo tras un problema técnico cuando la vicepresidenta de Estados Unidos despegó hacia Guatemala en su primer viaje internacional.

“Estoy bien, estoy bien”, aseguró Harris mientras hacia un gesto con los dos pulgares hacia arriba tras el aterrizaje, añadiendo, no obstante, que “todos rezamos un poco, pero estamos bien”.

Tras hora y media de espera la vicepresidenta partió finalmente a bordo de un nuevo aparato.

“Se trata de un problema técnico. No hay grandes problemas de seguridad” para la exsenadora de California, dijo su portavoz Symone Sanders.

Una reportera a bordo del avión, el Air Force Two, describió un “ruido inusual del tren de aterrizaje durante el despegue”.

“Pero el aterrizaje (…) fue completamente normal”, dijo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *