Los Tigres anunciaron el viernes que colocaron al jardinero dominicano Nomar Mazara para asignación y optaron al jugador de cuadro también quisqueyano Willi Castro para Triple-A en Toledo, dentro de una serie de movimientos que también incluyó nombrar al zurdo Miguel Del Pozo como el hombre número 27 en la doble cartelera de hoy contra los Mellizos.

En 2011 cuando tenía 16 años los Rangers dieron un bono de US$5 millones por él, que fuera el más alto para un quisqueyano hasta que en 2019 los Atléticos y los Yanquis dieran US$5,1 millones a Robert Puasón y Jasson Domínguez.

Aún con solo 26 años de edad, Mazara una vez se ubicó como uno de los prospectos de élite del béisbol, entrando en la temporada 2016 como uno de los 25 jugadores de ligas menores más prometedores en el deporte. También lució el papel cuando hizo su debut en la MLB esa temporada, bateando .266/.320/.419 con 20 jonrones en 145 juegos.

No fue una actuación dominante, por supuesto, pero Mazara tenía solo 21 años en ese momento y estaba dando el salto con solo 23 juegos de Triple-A en su haber. Fue una actuación impresionante, y era razonable esperar que solo mejorara con más repeticiones contra los lanzadores de Grandes Ligas.

Eso, sin embargo, nunca fue realmente cierto. Mazara pasó las siguientes cuatro temporadas como el jardinero derecho principal en Texas, pero más o menos siguió repitiendo su temporada de 2016. Colocó un OPS ajustado de 93 y un wRC+ de 91 como novato en ’16 y, desde 2017-19, registró marcas colectivas de 94 y 92 en esas mismas categorías respectivas.

Conectó exactamente 20 jonrones nuevamente en 2017 y 2018 antes de batear 19 en 2019. Esencialmente, se había asentado como un bateador ligeramente por debajo del promedio con calificaciones defensivas muy por debajo del promedio. Los Rangers lo cambian a los White Sox durante las Reuniones de Invierno de 2019.

En ese momento, Mazara era un candidato de cambio de escenario muy interesante. Se había estancado en Arlington, sin duda, pero era un ex prospecto Top 25 que se dirigía a su temporada de 25 años con dos años de control del club restantes. Para los White Sox, fue una tirada de dados lo suficientemente sensata para ver si podían ayudar a Mazara a dar el siguiente paso. En cambio, logró una línea de bateo de .228/.295/.294, la peor de su carrera, con solo un jonrón y una tasa de ponches de 29.5%, la más alta de su carrera, en 149 apariciones al plato el verano pasado. Chicago lo dejó libre en la temporada baja cuando le correspondía arbitraje.

Mazara se arriesgó con su segundo club de la Central de la Liga Americana, aterrizando con los Tigres en un contrato de un año y US$1,75 millones al final de la temporada baja. Las cosas han ido un poco mejor en Detroit que en Chicago, pero solo por un pequeño margen.

Los ponches de Mazara han bajado un poco y ha mostrado un poco más de contacto. Sin embargo, su línea de bateo general de .212/.276/.321 a través de 181 apariciones en el plato hasta ahora simplemente no fue suficiente para que los Tigres siguieran dándole turnos al bate sobre jugadores más controlables que esperan emerger como encaja a largo plazo.

Los Tigres tendrán una semana para cambiar a Mazara, intentar pasarlo a través de exenciones absolutas o colocarlo en exenciones de liberación. Mazara tiene más de cinco años de servicio, por lo que incluso si pasa por exenciones absolutas sin reclamo, puede rechazar una asignación absoluta a las ligas menores y retener la totalidad de su salario restante.

Es poco probable que otro club reclame ese salario, dada su mala actuación en el plato. El resultado más probable es que Mazara se convierta en agente libre, ya sea a través de la liberación incondicional del equipo o al rechazar una asignación absoluta. En ese momento, sería libre de firmar en otro lugar solo por el mínimo prorrateado de la liga. Esa cantidad se restaría de los aproximadamente US$753 mil que los Tigres aún le deben hasta el final de la temporada.


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *