Comparte

El Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió el primer informe de sobre los Derechos Humanos en la República Dominicana para el año 2020, en la gestión del presidente Joe Biden, asegurando que durante ese año en el país no existieron procesos judiciales independientes e imparciales.

De acuerdo con lo establecido en dicho informe por ese país, en 2020 el Gobierno no respetó la independencia judicial, debido a influencia en las tomas de decisiones, utilizando el llamado enjuiciamiento selectivo y hasta desestimación de casos en acusaciones de soborno o presión política.

La Oficina Nacional de Defensa Pública informó que las interferencias con las órdenes judiciales fueron la forma más frecuente para persuadir a autoridades que se negaban a aceptar mandatos de habeas corpus para liberar a los detenidos.

En el documento también se informa que el Poder Judicial no siempre hizo valer el derecho a la defensa en los juicios públicos. «En ocasiones, tribunales superaron los plazos máximos establecidos por la ley para fijar las fechas de audiencias».

Otro mal que, según el Departamento de Estado marcó, fue los procesos judiciales y la independencia de los mismos fueron los largos retrasos en la resolución de los casos.

Este es el primer informe que el Departamento de Estado estadounidense emitió desde que asumió la presidencia el demócrata Joe Biden, al igual que el primero que toca la administración de Luis Abinader, quien al asumir prometió una justicia independiente y para ello nombró a en la Procuraduría General de la República a Miriam Germán Brito, exjueza de la Suprema Corte de Justicia.


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *