Comparte

Santo Domingo.- Con visión borrosa y en estado depresivo permanece Yocairi Amarante, a quien su expareja le pagó a otros tres hombres para que le rociaran “plomerito” o ácido del diablo.

La joven se encuentra estable dentro de su estado de gravedad con un 30% de quemaduras corporales, tras arribar a su sexto día de ingreso en la Unidad de Quemados que funciona en el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora.

En las próximas horas la Fiscalía del Distrito Nacional conocerá medidas de coerción a los tres hombres implicados de cometer el hecho