SANTO DOMINGO.- La directora de Persecución de la Procuraduría, Yeni Berenice informó que 5 fiscales de los que trabajan en la Operación Medusa resultaron afectados por el COVID-19.

Uno de ellos es Wilson Camacho, procurador adjunto a cargo de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), quien dio positivo al virus el pasado 10 de julio.

La magistrada Berenice saludó y resaltó el trabajo realizado por el Ministerio Público en la lucha contra la corrupción, destacando la labor del equipo involucrado en el caso Medusa, con jornadas de hasta 18 horas laborales al día.


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *