MENSAJE PRESIDENTE

Querido pueblo dominicano,

Esta madrugada recibimos consternados la noticia del terrible asesinato del Presidente de Haití, Jovenel Moïse en una repudiable acción contra el sistema democrático, la estabilidad y la paz en nuestro país vecino, que ha dejado además herida de gravedad a la Primera Dama Martine Moïse, que esperamos tenga una pronta recuperación.

Como Presidente de la República Dominicana quiero condenar enérgicamente este magnicidio y solidarizarme con el pueblo haitiano al que deseo toda la entereza para afrontar esta difícil situación.

Quiero informarles, que ante la gravedad de estos hechos  convoqué esta mañana una reunión urgente del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional, en el que adoptamos varias medidas que incluyen el cierre de nuestra frontera con Haití para garantizar la integridad y seguridad de ambas naciones.

La grave situación de ese país y sus consecuencias en la República Dominicana representan uno de los problemas que como gobierno hemos tenido que abordar durante  estos casi 12 meses.

Señoras y señores:

Como saben, hoy ya tenía previsto dirigirme a ustedes para trasladarles algunas consideraciones sobre el camino recorrido por el gobierno durante este tiempo, lleno de dificultades y con una pandemia que las ha agravado todas.

En mi toma de posesión les dije que este sería un gobierno transparente, que escucharía y que rendiría cuentas siempre.

Así lo estamos haciendo y así quiero hacerlo hoy una vez más.

Todos ustedes conocen las condiciones en las que encontramos el país, y en las que tuvimos que hacernos cargo de la gestión de la pandemia que sufrimos.

Una crisis mundial que nos vimos obligados a enfrentar con pocos medios y sin una planificación sanitaria previa. Por eso, una de nuestras primeras medidas fue el aumento del presupuesto en salud en 17,467 millones de pesos el año pasado, que ha venido seguido de un nuevo incremento de 45,800 millones en el presupuesto complementario de este año.

Ampliamos la cobertura sanitaria y en menos de 6 meses cumplimos con una aspiración que nuestro pueblo llevaba años reclamando, e incluimos a más de 2 millones de dominicanos y dominicanas al sistema SENASA.

Nuestra prioridad y nuestros principios como gobierno fueron siempre claros; No dejar a nadie atrás.

Por eso, inmediatamente llegamos al gobierno, comenzamos las gestiones con los laboratorios de todo el mundo para garantizar las vacunas y establecimos un plan de vacunación que hasta ahora ha sido exitoso gracias a que los dominicanos y dominicanas respondieron de forma responsable.

Hemos desarrollado jornadas nacionales con un importante impacto y seguiremos con ellas hasta conseguir el objetivo de vacunar a toda la población.

A pesar de las dificultades en la obtención de vacunas, la polémica desatada entre las grandes naciones por la acumulación de dosis, los incumplimientos y los problemas logísticos, nuestro país tiene garantizadas las vacunas para toda su población, y eso, no es algo que puedan decir muchos países del mundo.

El esfuerzo ha sido titánico, pero el resultado es que somos reconocidos internacionalmente como uno de los pocos países que vacunará a toda su población en el 2021 y una referencia en la organización de los protocolos contra el Covid-19 a nivel mundial.

Así estamos superando esta crisis sanitaria, con el gran esfuerzo diario de ustedes y de los profesionales y el personal de apoyo de nuestro sistema de salud.

Por eso quiero pedirles a todos un último empuje, un  esfuerzo final para llegar al menos al 70% de dominicanas y dominicanos con la doble dosis en las próximas semanas, en las que continuaremos sin pausa con la jornada nacional de vacunación.

Hoy les quiero informar de que vamos a iniciar una desescalada que nos conduzca a terminar con el odioso toque de queda, que ha sido necesario hasta ahora, y recomendado por todos los organismos internacionales, pero del que estamos ya todos cansados, y que gracias al éxito de las medidas contra la pandemia podremos comenzar ya a ir dejando atrás. Lo haremos por fases. La primera comenzará hoy mismo y tendrá una semana de duración: El toque de queda será a las 10 de la noche durante la semana, y a las 7 de la noche el sábado y domingo, con dos horas de libre tránsito.

La segunda fase comenzará el próximo miércoles 14, cuando el toque de queda iniciará a las 11 de la noche, de lunes a viernes y a las 9 de la noche sábado y domingo, con dos horas de libre tránsito y se permitirá la venta ce bebidas alcohólicas hasta la hora del toque de queda.

Y desde el miércoles 21, en la tercera fase, unificaremos el toque de queda a las 11 de la noche de lunes a domingo, con dos horas de libre tránsito.

A partir de ese momento, iremos abriendo, y eliminando el toque de queda en cada provincia que llegue al 70% de su población vacunada con las dos dosis.

Por ponerles un ejemplo, si el Distrito Nacional o  provincias como la Altagracia, Espaillat o Puerto Plata siguen con el actual ritmo de vacunación, podrían ver desaparecer el toque de queda en pocas semanas.

Pero quiero que sepan, que a partir de ahora, con lo que sabemos de las nuevas variantes y la situación  internacional, vamos a tener que aprender a convivir con el Covid-19, porque no va desaparecer a corto plazo. Debemos seguir siendo responsables y cuidarnos personalmente para con ello cuidar de los demás.

La hoja de ruta está marcada y de todos depende llegar a la meta.

Por ello les pido que se vacunenla única solución es vacunarse.

Háganlo ya. Háganlo mañana mismo.

Háganlo por ustedes, por su familia, por sus amigos, y anímenles a hacerlo también a ellos.

Háganlo por su país.

No fallemos ahora que estamos tan cerca de lograrlo.

Está en nuestras manos la solución. Está en nuestras manos la salida a esta situación.

Y con la crisis sanitaria en vías de mejora, vamos a acelerar la reactivación económica ya en marcha.

Ya hemos avanzado en este ámbito. El crecimiento interanual en el pasado mes de mayo fue del 21.2%, y en los meses que van de enero a mayo hemos crecido a un ritmo del 13.4%

Esto nos motiva a seguir trabajando sin descanso en la búsqueda de inversiones que puedan crear empleos, algo que luce posible después de que las calificadoras internacionales de riesgo hayan elevado las proyecciones de crecimiento para la República Dominicana.

Este clima de optimismo se ve reflejado en todos los sectores del país y demuestra el grado de confianza que ha despertado nuestro gobierno.

A la fecha hemos suscrito acuerdos y compromisos con importantes inversionistas que ven aquí un lugar seguro para traer sus capitales e invertir en el desarrollo de proyectos turísticos, energéticos, viales, de grandes obras de infraestructura, zonas francas, de vivienda y muchos otros.

Todo esto nos ayudará en el objetivo de generar en los próximos años un millón de empleos bien remunerados para nuestro pueblo, que es nuestra principal prioridad nacional.

Esta es una meta que debemos conquistar entre todos. Un propósito por el que luchar juntos. Y por el que trabajaremos sin descanso.

Los objetivos que nuestro país puede alcanzar en un corto plazo parecían imposibles tan solo unos meses atrás, pero hoy, estamos creando las bases y tenemos las energías suficientes para conseguirlos.

Este gobierno se ha desarrollado hasta ahora bajo las circunstancias condicionantes del covid y aún así todos juntos ya hemos logrado mucho.

Se abre ahora una nueva etapa, en la que hemos sembrado para recoger los frutos del despegue  económico de nuestro país.

Salud y economía han sido los dos pilares sobre los que hemos desarrollado nuestra agenda mas intensa, pero como ustedes saben también hemos puesto en marcha 12 reformas estructurales que están trasformando la República Dominicana de una manera irreversible.

Estoy consciente de que algunas de estas reformas afectan a poderosos sectores que tratan de evitarlas, pero mi compromiso es supremo con el pueblo dominicano y no hay marcha atrás.

Hoy, somos un país sin impunidad. Pase lo que pase y afecte a quien afecte, la justicia actúa de forma independiente.

Estamos desarrollando la estrategia mas ambiciosa de seguridad ciudadana que jamás hayamos tenido para erradicar la lacra de la violencia que durante demasiados años nos ha golpeado.

Estamos también rediseñando nuestra industria, nuestro campo y la agricultura; estamos modernizando las estructuras del Estado, y posicionando a la República Dominicana en la mejor situación para liderar nuestra región.

Estoy aquí para transformar la República Dominicana. Nuestras metas son muy ambiciosas, pero no voy a desistir, y seguiré trabajando 16 horas diarias porque estoy entregado a mi país, con el único objetivo de enfrentar problemas que llevábamos décadas sin solucionar.

Hemos recorrido un camino difícil. Y a todos y todas les agradezco el esfuerzo, la generosidad y el trabajo que han hecho para arrimar el hombro y superar juntos esta etapa.

Ahora, comenzamos un nuevo tiempo, en otras circunstancias y podremos ver el efecto positivo de todas las medidas que hemos tomado y de las que seguiremos poniendo en marcha.

Siempre les dije que les contaría la verdad, que cumpliría con la palabra dada y que transformaríamos juntos nuestra república.

Siempre lo tengo presente.

Son ustedes el motor de este gobierno. Son la energía necesaria para conseguirlo todo.

Ahora les pido que sigamos trabajando juntos para lograrlo.

Porque unidos estamos cumpliendo nuestro compromiso.

Unidos estamos cambiando la República Dominicana.

Muchas gracias y que Dios les bendiga.


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *