SANTO DOMINGO.- La supuesta estructura mafiosa que drenó millones de pesos de las distribuidoras de electricidad beneficiaba de forma directa Maxy, Alexander; y a Juan Alexis Medina Sánchez, cuñados y hermano del expresidente Danilo Medina, según la acusación.

Estos habrían sacado provecho de las sobrevaluaciones, contratos amañados y demás irregularidades con las que, supuestamente, se habría estafado a las empresas para favorecer a los miembros de la estructura recientemente denunciada por Andés Astacio en representación del Estado y de las Edes.

La primera irregularidad que habría cometido el grupo sería la contratación de sus empresas, pese a la inhabilitación que pesaba sobre ellos por el vínculo que les unía al entonces presidente de la República.

“Estas contrataciones ilícitas no eran realizadas solo con las tres distribuidoras, sino que también eran ejecutadas directamente con la CDEE, a través de licitaciones manejadas a favor de los hoy querellados, por el también querellado Rubén Jiménez Bichara”, indica el documento al que tuvo acceso Noticias SIN.

Continúa diciendo que “en algunas ocasiones, estas contrataciones eran realizadas con financiamiento de organismos internacionales, mientras que, en otras, los proyectos eran cubiertos con fondos del Estado dominicano”.

Los acusados supuestamente “organizaban, participaban, realizaban y adjudicaban procesos por proveedor único y compras directas bajo el engaño realizado por parte del señor Maxy Gerardo Montilla Sierra, quien, en connivencia con los principales ejecutivos de las empresas distribuidoras alteraban documentos técnicos y manipulaban el sentido de los mismos para alegar que su empresa, la sociedad Transformadores Solomon dominica, tenía la representación exclusiva de la empresa Aclara Technologies”.

Esta maniobra habría permitido a la empresa de Maxy Montilla sobrevaluar en un 100% los productos vendidos a EdeEste, EdeNorte y EdeSur ya que, indica el documento, “una de las formas fraudulentas para dirigir los procesos de contrataciones públicas era manipular las fichas técnicas para dirigir los procesos a un proveedor único, en este caso Transformadores Solomon Dominicana”.

Esta manipulación de fichas consistía, supuestamente, en indicar la obligatoriedad de adquirir los medidores ya integrados con el modulo que incluye la tecnología Twacs, contrario a como se hacía anterior, que se compraban por separado para ensamblarlos posteriormente.

Continuar haciéndolo de esa forma “hubiese permitido a las empresas del sector eléctrico promover procesos de compra con más oferentes para obtener mejores precios de compra”.

Además de los allegados directos a Medina, se beneficiaban del entramado, según la querella, Messin Elías Márquez Sarraff, Domingo Antonio Santiago, Julián Esteban Suriel Suazo, Wacal Vernavel Méndez Pineda, Miguel Antonio Reyes Reyes, Peter Alexis Francisco Tejada y Dileisi de Jesús Rivera.

Figuran como acusados Luis Ernes de León Núñez, Messin Elías Márquez Sarraff, Julián Esteban Suriel Suazo, Wacal Vernavel Ménez Pinena, Miguel Antonio Reyes Reyes, Peter Alexis Francisco Tejada, Dileisi de Jesús Rivera, Rubén Montás Domínguez, Radhamés del Carmen Maríñez y Julio César Correa.

La denuncia cita también como acusados a 20 empresas, la primera de estas Transformadores Solomon y Electrocable Aluconsa. Le siguen NSD Importaciones Diversas, Distribuidora de Materiales Eléctricos EEE, Punto Market, Distribuidora Eléctrica Hnan Jinshui, Importadora Eaglerise, DJR Trading, General Supply Corporation, TLC Negocios Globales, Watmax Lighting, Madison Import, MG Electrocable Dominicano, United Suppliers Corporation, Wattmax Dominicana, Electrodacd, Freundlich Investment, Herrajes Eléctricos RPC, MSC Holding, Proyecciones Luxor.


administrator