Comparte

Este domingo el Ministerio Público abrió una investigación sobre las posibles causas que provocaron que 11 activistas del campamento que apoya el aborto bajo sus tres causales se hayan intoxicado.

De acuerdo a informaciones, quienes resultaron intoxicadas, que se encuentran bajo observaciones médicas, ingirieron algún tipo de dulce que alguien les envió al campamento.

Asimismo, informan que el envió se realizó a través de una empresa de delivery, y hasta el momento no se ha podido identificar de dónde provino el pago del servicio.

Una publicación del portal Acento señala que una fuente dijo que la sustancia venenosa podría ser la conocida como “Tres pasitos”.

La Procuradora General, Miriam Germán Brito, designó un fiscal de nombre Juan Medina para aclarar lo sucedido y establecer responsabilidades.

Desde hace un mes, un grupo de activistas acampa frente al Palacio Nacional para exigir la despenalización del aborto en determinados supuestos, una protesta que ha calentado el debate sobre la interrupción del embarazo en el país.

La acampada ha ganado envergadura, con la adhesión de carpas, tiendas de campaña y, sobre todo, con el aumento de apoyo y de voluntarios.

Comenzaron con cuatro tiendas y ya superan la docena, se han instalado cuatro carpas y cuentan con una zona de avituallamiento gracias a las donaciones que reciben a diario para prestar apoyo a las personas que pernoctan ahí cada día.

Los tres supuestos del aborto cuya despenalización se debate en República Dominicana son el riesgo para la vida de la madre, la malformación del feto y la violación o incesto.

Actualmente, en el Congreso Nacional se debate la posibilidad de incluir la despenalización del aborto en la reforma del Código Penal o, en su defecto, impulsar una ley especial sobre el particular, opción que parece contar con un mayor respaldo entre los legisladores.

La República Dominicana es uno de los seis países de América que mantienen una prohibición total del aborto, junto con El Salvador, Honduras, Nicaragua, Haití y Surinam.


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *