Comparte

El presidente de la República, Luis Abinader, reiteró su pesar por la muerte de la pareja de esposos a manos de policías en Villa Altagracia la pasada semana, y llamó a las autoridades que están a cargo de la investigación a llevar el caso «hasta las últimas consecuencias«.

«Lo que tenemos que ver es la investigación que tiene el Ministerio Público, con las informaciones que le ha dado la Policía, con las informaciones que están recabando ellos, y que ya entonces el Ministerio Público actúe y que lo lleve hasta las últimas consecuencias«, dijo Abinader.

El primer mandatario afirmó en rueda de prensa con juntas de vecinos en Villa Altagracia que la justicia dominicana no recibirá orden desde el Poder Ejecutivo.

«Queremos una justicia independiente y eficiente, lo que ellos necesiten lo apoyamos para que en ese caso y en cualquier otro caso se llegue a la verdad. Y que los que sean culpables sean sentenciados y los que no, entonces ya que la justicia disponga«, concluyó Abinader.

En tanto, el Ministerio Público pide un año de prisión preventiva contra los agentes y que se declare el caso complejo.

Los imputados son el segundo teniente Victorino Reyes, el sargento Domingo Perdomo, los cabos Norkys Rodríguez, y Ángel de los Santos, y los rasos Anthony Castro y Juan Manuel Ogando, quienes son acusados de matar a la pareja evangélica Elisa Núñez y Joel Díaz.

Mientras, la comunidad cristiana, amigos y familiares de Elisa Muñoz y Joel Díaz demandaron justicia con pancartas en manos mientras se le conocía medida de coerción a los acusados ayer, en tanto, los allegados a los seis oficiales detenidos reclaman el cumplimiento del debido proceso judicial.

Establecieron que no todos los oficiales que participaron en operativo dispararon contra la pareja; algunos señalaron que los policías sólo recibían órdenes.

El Presidente se expresó en una reunión con juntas de vecinos de Villa Altagracia, lugar donde el pasado 30 de marzo murió una pareja de esposos cristianos por agentes de la Policía Nacional, hecho que consternó a la sociedad dominicana y por lo que se ha pedido la destitución del director del cuerpo del orden, el mayor general Edward Sánchez y, también, una reforma policial.


administrator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *