Comparte

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader anunció hoy que presentará al país un «gran acuerdo por el agua» que tendría una inversión de 8,850 millones de dólares, equivalentes a un 0.6 por ciento del producto interno bruto durante los próximos 15 años.

«La República Dominicana debe aspirar a llevar agua potable a todos los hogares, y a tener ríos limpios, en los que sancionaremos las extracciones mineras ilegales, cuencas y acuíferos en equilibrio y recursos hídricos garantizados para la producción agrícola», dijo durante su rendición de cuentas.

Dijo que para este acuerdo ya su gobierno ha tenido conversaciones con el Banco Mundial y el BID y que estará apoyando el proyecto «para dar comienzo ya».

Como parte de esas inversiones, detalló, están agilizando la construcción de la presa de Montegrande, «que incorporará 450.000 nuevas tareas para cultivos. Esta obra lleva más de 12 años en ejecución y nosotros nos comprometemos a terminarla para finales del próximo año».

Dijo también que acelerará la construcción de la presa de Guayubín, la del Alto Yuna, «otra presa fundamental para nuestros planes en el sector de aguas potables, que se encuentra en fase de planificación y que abastecerá de agua al Gran Santo Domingo y mitigara los daños por inundaciones por las crecidas del río Yuna que se producen casi anualmente».

A continuación lo que dijo sobre el pacto del agua durante su discurso.

La República Dominicana debe aspirar a llevar agua potable a todos los hogares, y a tener ríos limpios, en los que sancionaremos las extracciones mineras ilegales, cuencas y acuíferos en equilibrio y recursos hídricos garantizados para la producción agrícola.

Todo este esfuerzo requiere de una voluntad política colectiva para crear un marco legal que regule el uso, la conservación y el aprovechamiento de nuestra agua.

Para lograrlo, vamos a proponer al país un gran acuerdo por al agua que garantice una inversión de 8,850 millones de dólares. Lo que supone gastar el 0.6% de nuestro PIB promedio anual a lo largo de los próximos 15 años. Hemos conversado con el Banco Mundial y el BID y nos van a apoyar para dar comienzo ya.

Como parte de esas inversiones, estamos agilizando la construcción de la presa de Montegrande, que incorporará 450.000 nuevas tareas para cultivos. Esta obra lleva más de 12 años en ejecución y nosotros nos comprometemos a terminarla para finales del próximo año

Asimismo, vamos a acelerar la construcción de la presa de Guayubín, que estaba en sus inicios. Y la del Alto Yuna, Otra presa fundamental para nuestros planes en el sector de aguas potables, que se encuentra en fase de planificación y que abastecerá de agua al Gran Santo Domingo y mitigara los daños por inundaciones por las crecidas del río Yuna que se producen casi anualmente.

El instituto Nacional de Agua Potable y alcantarillado ha hecho una gran labor con pocos recursos. Ha llevado agua potable a más de 600 mil personas con una inversión aproximada de 700 millones. También ha incrementado los cobros en mas de un 45% desde el 16 de agosto.

Cuidar nuestro entorno y protegerlo es una obligación con las generaciones futuras que deben tener las mismas oportunidades de vida y desarrollo.

Por eso, la protección del medio ambiente es clave y trasversal en la acción de este gobierno.

Un cambio realizado en esa dirección fue transferir al Ministerio de Medio Ambiente todas las competencias relacionadas con los recursos naturales para una acción más efectiva, como el programa de manejo de cuencas que hasta hace poco estaba adscrito al ministerio de la presidencia o el plan de reforestación que dependía del ministerio administrativo.

Además, por primera vez en la República Dominicana vamos a dotar de títulos de propiedad a nombre del Estado a todos los espacios geográficos establecidos como parques nacionales.


administrator